El inmueble contó con la bendición del Obispo de Valparaíso y Gran Canciller de la Universidad, Monseñor Jorge Vega Velasco.